Entra un venado a un bar y pide un tequila

Entra un venado a un bar y, ante el asombro de todos los parroquianos, pide un tequila. A continuación le dice al barman:
– ¿Cuánto de debo?
– 50 dolares -respondió el barman que todavía no podía creerlo.
El venado paga y al salir el barman le dice:
– Oiga, yo nunca había visto un venado que hablara!
Y el venado le responde: – Y con esos precios… le aseguro no lo volverá a ver.

Opina

*