¿Cuál es esa famosa Ley Digaga?

– Oye ¿Qué tal era el abogado que llevó aquél asunto tuyo de la herencia que tenías que recibir? – Buenísimo. Ahora todo es de él.   Mi abogado, el pobre, acabó en el manicomio.- ¿Ah sí? ¿Qué le pasó?- Perdió el juicio.   — Abogado ¿puedo hacerle una pregunta? — Adelante, te escucho. — […]

El abogado y el hambriento

¿Así que robó las barras de pan porque tenía hambre? Sí señor juez. ¿Y por qué además se llevó el dinero que había en la caja? Porque no sólo de pan vive el hombre.